ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/01 > Podemos, el partido que agita España

Podemos, el partido que agita España

La perspectiva de una victoria de la formación de izquierda radical Syriza durante las elecciones legislativas anticipadas en Grecia ha sido suficiente para alarmar a la Comisión Europea. Por otro lado, en Europa, la resistencia a las políticas de austeridad se organiza lejos de las estructuras de los partidos, sospechosos de formar parte del problema más que de la solución. Este ha sido el caso durante mucho tiempo en España, hasta la creación de un partido que parece cambiar el panorama político.

por Renaud Lambert, enero de 2015

Madrid, 15 de mayo de 2011. Centenares, y luego miles de manifestantes, enseguida rebautizados por la prensa como “indignados”, se reúnen en la Puerta del Sol, en el corazón de la capital española, y en el resto de plazas de otros municipios. Denuncian el poder de los bancos sobre la economía y una democracia que “no los representa”. Exaltadas, sus asambleas prohíben banderas, siglas políticas y discursos en nombre de organizaciones colectivas. Enseguida surge un lema entre sus filas: “El pueblo unido no necesita partidos”.

Tres años después, la plaza de la Puerta del Sol está vacía. La ambición por que las cosas cambien no ha desaparecido, ha mutado. De manera inesperada, la esperanza se cristaliza ahora en una nueva formación política, Podemos. Mientras que en la mayoría de los países europeos los partidos chocan frente a un creciente descrédito, Podemos se encuentra en cambio con un éxito impresionante.

“Nos cuesta creerlo (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Dossier¿Tomar partido?

“Aviso a los conductores encolerizados”. El 30 de noviembre de 2013, la cuenta de Facebook de un colectivo opositor a la ecotasa, ideada por el gobierno francés para luchar contra la contaminación, llamaba a una concentración nacional. De las treinta y cuatro palabras del mensaje, diez subrayaban que la operación se desarrollaría “sin partidos ni sindicatos ¡solamente todos juntos para decir basta!”. (...)
  • Cómo se aleja un aparato político de su base

    Julian Mischi
    Múltiples factores explican el debilitamiento del Partido Comunista Francés. ¿Lo habrá precipitado su voluntad de adaptar su discurso a las expectativas de las clases medias?

    Recuadro: La tiranía de la ausencia de estructura

  • Resistir a la deriva oligárquica

    Antoine Schwartz
    La cuestión que plantea Robert Michels en Los partidos políticos conserva toda su actualidad: ¿estarán nuestras sociedades democráticas condenadas al dominio de los elegidos sobre los electores?
  • En la escuela de los militantes

    Allan Popelard
    ¿Formación? ¡Formateo! La desconfianza que suscitan las organizaciones políticas parece haberse propagado sobre sus pretensiones de educar a los militantes.

    Recuadro: El “puerta a puerta”

    Recuadro: La vuelta de los Camelots

    Recuadro: El odio del lector