ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/12 > Esta larga primavera búlgara

Un desastre social

Esta larga primavera búlgara

Desde hace casi un año, las manifestaciones se suceden en Bulgaria. El pasado mes de mayo, el Partido Socialista se puso al frente del Gobierno, sin calmar la cólera de una población cansada de la inercia y de la corrupción políticas. En el país más pobre de la Unión Europea, quienes desfilan en las protestas exigen trabajo, mejores sueldos y respeto por el Estado de derecho.

por Laurent Geslin, diciembre de 2013

Las boscosas laderas de los Ródope, montes del sur de Bulgaria, se desnudaron para dejar lugar a los suburbios soviéticos de la ciudad de Smolyan, con sus bloques de hormigón. En lo alto de la ciudad, en el barrio de Ustovo, unos hombres reparan la carrocería oxidada de un automóvil; algunos niños romaníes juegan en el polvo. Un anciano da una larga calada a un cigarrillo moviendo la cabeza. “Problemas, sí, tenía problemas”, susurra contemplando el certificado de defunción pegado en la puerta del edificio. Ventsislav Kozarev tenía 47 años; murió el 3 de mayo de 2013, con el 85% del cuerpo quemado, tras haberse inmolado frente a la delegación de gobierno de Plovdiv.

En un pequeño cuarto lleno de humo, la familia se reúne para el velatorio. Las velas se consumen sobre una mesa de café; una imagen religiosa adorna una pared de yeso. Los asistentes meditan en silencio. “Ventsislav (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Recuadro

Referencias

Cartografía

Esta larga primavera búlgara

Miniatura del mapa

Artículo anterior

Crear riqueza, no valor

Otros mapas

Todos los mapas