ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/12 > Ucrania esquiva la órbita europea

UN PAÍS DIVIDIDO ENTRE LOS PARTIDARIOS DEL ESTE Y LOS DEL OESTE

Ucrania esquiva la órbita europea

A finales de noviembre, unos días antes de la firma de un acuerdo de asociación con la Unión Europea, Kiev rompió repentinamente las negociaciones, accediendo así a las exigencias apremiantes de Moscú. Atenazada entre dos potencias que la perciben, bien como un gran mercado, bien como un peón geopolítico, Ucrania, bajo la dirección de su autoritario Gobierno, zigzaguea en un estrecho camino.

por Sébastien Gobert, diciembre de 2013

“¡Ucrania es Europa!” “¡Queremos nuestra integración europea!” En la noche del 21 de noviembre, los ánimos se caldean en Maidan Nezalezhnosti, la plaza de la Independencia de la capital ucraniana, Kiev. Más de un millar de manifestantes han decidido pasar en ella la noche en un movimiento aparentemente espontáneo que algunos se apresuran a calificar de “segundo Maidan”. Hace nueve años, el 22 de noviembre de 2004 fue aquí donde se montaron las primeras tiendas del movimiento de protesta cívica que se convertiría en la Revolución Naranja. Igual que entonces, el presidente Víctor Yanukóvich es la pesadilla de los manifestantes. Pero esta vez no se trata de elecciones amañadas. “El Gobierno ha decidido abandonar todos los preparativos con vistas a firmar el acuerdo con la Unión Europea que iba a tener lugar en Vilnius en unos días”, explica Andriy, 21 años, estudiante de la Universidad Shevchenko de Kiev. “¡Y en (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.