ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/01 > Paraguay, un país devorado por la soja

CAMPESINOS EXPULSADOS DE SUS TIERRAS

Paraguay, un país devorado por la soja

Asunción espera reincorporarse al Mercosur –compuesto por Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela– durante la cumbre del 17 de enero. Paraguay fue expulsado en junio de 2012 a raíz del derrocamiento del presidente Fernando Lugo. Un golpe de Estado que sobre todo benefició a los verdaderos dueños del país: los señores de la soja.

por Maurice Lemoine, enero de 2014

Es 24 de agosto de 2013 y un viento helado lacera los rostros. Divididas en cuatro “brigadas”, ciento ocho familias vuelven a ocupar la colonia Naranjito, de donde las fuerzas de seguridad ya los han expulsado en cuatro ocasiones. Bajo un refugio, se levantan unas carpas precarias, en medio de bolsas y paquetes. “A partir de mañana, sembraremos cultivos de subsistencia”, anuncia el dirigente Jorge Mercado, con una seguridad que no termina de sentir del todo. La fuerza del recuerdo lo arrastra como una ola. La última expulsión fue especialmente violenta: “Los policías quemaron 184 barracones. Robaron los animales, los pollos y mataron a los cerdos”.

En 1967, el dictador Alfredo Stroessner regaló este terreno a un alemán, Erich Vendri. Sus hijos, Reiner y Margarita, lo “heredaron”. Pero siguió perteneciendo al Estado. “Verificamos en las instituciones lo que es legal, lo que fue mal adquirido –detalla Mercado–. Tenemos años de experiencia (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.