ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/11 > La persecución metódica del internauta revoluciona la publicidad

El derecho a la vida privada tallado en piezas para así vender mejor

La persecución metódica del internauta revoluciona la publicidad

Mientras que el espionaje de datos informáticos por el Gobierno estadounidense entraña protestas morales sin consecuencias, las empresas, por su parte, afinan las técnicas que les permiten rastrear a los internautas. Para ello se ayudan de la multiplicación de las informaciones personales en Internet. Así pues, escapar de sus mensajes publicitarios se vuelve una odisea…

por Marie Bénilde, noviembre de 2013

“¿Una Guinness, John?”, “¿Cansado, John Anderton? ¿Necesitas unas vacaciones?”. El héroe de Minority Report, interpretado por Tom Cruise, no puede dar un paso sin que se le aparezcan en distintas pantallas mensajes publicitarios personalizados. La película transcurre en 2054. Steven Spielberg, su director, acaso no imaginaba en el momento del rodaje, en 2001, que muchos de los inventos que estaba mostrando iban a existir solo diez años más tarde. Aparatos conectados a internet, pantallas táctiles, interfaces gestuales, reconocimiento de voz, diarios en pantalla que se actualizan en tiempo real, paneles publicitarios digitales capaces de reconocer al espectador siguiéndole la mirada (eye tracking)… Todas estas tecnologías se viven cada día y les permiten reinventarse a las industrias de la publicidad.

Google promete comercializar a partir del año próximo sus Google Glass, gafas que permiten consultar una página web o comprobar los e-mails con un simple movimiento de la cabeza. En conexión móvil, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.