ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/11 > Cómo curar a los afganos

Los estragos de la guerra y de la pobreza

Cómo curar a los afganos

Mientras que las tropas estadounidenses deberían abandonar el país antes de que termine 2014, el sistema sanitario afgano está más deteriorado que nunca. De ahí las dificultades para que las cuatrocientas cincuenta mil personas desplazadas puedan recibir asistencia médica.

por Pierre Micheletti, noviembre de 2013

El pequeño camión japonés, cargado hasta el doble de la altura de sus compuertas laterales, se detiene a pocos cientos de metros de los primeros refugios improvisados. Con el final de primavera, la llanura de Gull Butta, en la periferia de Kabul, es barrida por un viento suave y polvoriento que obliga a protegerse el rostro. Apenas se ha detenido el vehículo, todos sus ocupantes bajan. Descubrimos entonces que el suelo del furgón está ocupado por ganado. Unos diez terneros y vacas son expulsados hacia afuera sin reparos, e inmediatamente las mujeres los atan a sólidas estacas de metal que clavaron apenas bajaron.

Entre los viajeros, hay cuatro familias jogis. Vienen de Surobi, un distrito donde hasta hace poco la seguridad estaba a cargo del ejército francés dentro de la coalición internacional. Viajaron durante cuatro horas, amontonadas arriba del camión, para llegar a uno de los campamentos que bordean la capital (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.