ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/11 > En Luisiana, las cárceles buscan presos

Poblaciones dependientes de la economía carcelaria

En Luisiana, las cárceles buscan presos

Con dos millones trescientos mil detenidos –una cifra que no ha dejado de aumentar entre 1972 y 2010–, Estados Unidos muestra la tasa de encarcelamiento más elevada del mundo. El sector penitenciario, que emplea a más personas que la General Motors, Ford y Walmart juntas, representa un importante desafío económico, particularmente en las regiones rurales, donde se alienta a los sheriffs a llenar las celdas de sus prisiones.

por Maxime Robin, noviembre de 2013

En 2012, y por tercer año consecutivo, disminuyó el número de presos en Estados Unidos: en la actualidad hay unos treinta mil menos. Enfrentados a algunas dificultades presupuestarias, los estados ya no pueden permitirse el coste del sistema “hipercarcelario”, y ahora, en un consenso político poco habitual, republicanos y demócratas han acordado reducir el hacinamiento en las cárceles a nivel local. En California –un estado que, por sí solo, es responsable de la mitad de la bajada registrada en 2012– o en Texas, ha llegado la hora de la reducción de las penas y las soluciones alternativas.

En Luisiana, por el contrario, un cheque sin fondos puede ser cuasa de diez años de cárcel, y la pena para un ladrón reincidente sigue siendo de 24 años sin posibilidad de reducir la condena. En los últimos 20 años, la tasa de encarcelamiento se ha duplicado, y ha llegado a un nivel desconocido (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.