ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/11 > El poder pierde el control en Malasia

Rechazo a la “discriminación positiva”

El poder pierde el control en Malasia

Cerca de seis meses después de las elecciones legislativas que permitieron mantenerse en el poder al mismo partido que está al frente de Malasia desde la independencia en 1957, los problemas persisten. Los criterios étnicos de los cuales el poder ha sacado provecho durante mucho tiempo, dividiendo el país entre malayos, chinos, indios…, ya no son tan apremiantes. Sea cual sea su origen, los habitantes reclaman cambios democráticos.

por Charles Dannaud, noviembre de 2013

“El dilema para los chinos es, bien adueñarse del poder político, mientras que ya tienen el poder económico, bien aceptar el principio de reparto, que ha hecho de este país lo que es hoy en día”. Publicada a finales de julio, la tribuna de Mahathir Mohamad, primer ministro de Malasia entre 1981 y 2003, es la típica que expone los lugares comunes compartidos desde hace mucho tiempo por los dirigentes de este país del sudeste asiático donde los chinos representan una cuarta parte de la población, según las estadísticas en vigor.

Al mencionar el contrato social implícito de la independencia (el poder político para los malayos, la economía para los chinos), el ex hombre fuerte de la Organización Nacional de Malayos Unidos (United Malays National Organisation, UMNO) mantiene esta visión polarizada de la sociedad, que se consolidó con los motines sangrientos de 1969, cuyas consecuencias todavía marcan al país. Este año, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.