ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/11 > Un extraño “mundo infantil”

En Beirut, un parque de atracciones a mayor gloria del trabajo

Un extraño “mundo infantil”

Un enorme hangar de 10.300 metros cuadrados, levantado en medio de una tierra de nadie en Beirut, alberga una ciudad, recreada a escala de un niño, para que jueguen a trabajar con los oficios de los adultos. Una suerte de centro comercial y parque de atracciones infantil. “Que solo entren aquí los niños puros de corazón” reza la inscripción usada en la promoción de KidzMondo. Lo que a simple vista es un divertimento para los más pequeños, es también un espacio lucrativo para las marcas y los publicistas.

por Mona Chollet, noviembre de 2013

Contrariamente a Disneylandia o al Parque Astérix en Francia, KidzMondo, que abrió sus puertas a comienzos de junio pasado frente a la costa marítima de Beirut, no pretende materializar un universo ficcional ya conocido por sus jóvenes clientes. Para atraerlos, fue necesario crear, partiendo de cero, una “mitología” susceptible de impresionar a su imaginación, y difundirla en un sitio de internet: un día de verano, dos niños parten para explorar una gruta cerca de su casa de vacaciones en la campiña libanesa. El intrépido Kozmo descubre allí una misteriosa llave que su hermana Eena recuerda haber visto en el libro que está leyendo, Tesoros míticos y viejos mundos. Gracias a ese “sésamo”, podrán abrir una enorme puerta que se alza en medio de las ruinas por donde antes habían paseado. Entonces penetran en una antigua ciudad abandonada, “con algo de mágico en la manera en que la luz danza alrededor (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.