ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/04 > La pasión francesa por el cañón

La pasión francesa por el cañón

El presidente Hollande ha enviado tropas a numerosos terrenos difíciles. ¿Es realmente su vocación ocupar el lugar de los diplomáticos de forma tan frecuente? Quien le suceda en el poder deberá calcular la magnitud del coste de esas injerencias, tanto en materia de gasto militar como para la imagen de Francia.

por Philippe Leymarie, abril de 2017

“Acabo de vivir, sin duda, el día más importante de mi vida política”, confesaba François Hollande el 2 de febrero de 2013 al final de una jornada de júbilo en Gao y en Tombuctú tras los primeros éxitos de la operación militar “Serval”. El Jefe de Estado francés, al igual que sus predecesores, se ha puesto durante este quinquenio el uniforme de gendarme de África, interviniendo en Malí, desplegando un “paraguas de seguridad” en otros cuatro países del Sahel, así como en la República Centroafricana, y apoyando más al sur a Nigeria, amenazado por la secta yihadista Boko Haram.

“Paradójicamente, el ámbito de intervención de las fuerzas francesas, con el consentimiento de los países de la región, nunca había sido tan amplio”, constata Gilles Olakounlé Yabi, ex responsable de la oficina de África Occidental de International Crisis Group. La red de bases militares francesas en el continente, aunque parcialmente reorganizada, incluso (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

DossierPanorama antes de la batalla electoral

La renuncia de François Hollande a aspirar a un segundo mandato consagra tanto su fracaso como el agotamiento de las instituciones que le han otorgado al Presidente de la República francesa un poder exorbitante.
  • ¿El final de los partidos políticos?

    Allan Popelard
    Las instituciones de la V República francesa, concebidas por el entorno del general De Gaulle para eliminar el régimen de partidos, ha producido la “escena de contradicción en un teatro de impotencia” que éste había denunciado.
  • La cuestión de la inmigración incomoda a la izquierda

    Benoît Bréville
    La estrategia conservadora que tiene como objetivo enfrentar a los más desfavorecidos entre ellos ha conseguido hacer de la inmigración una cuestión decisiva para numerosos franceses.

    Recuadro: “Diálogo de mudos”

    Recuadro: Emigrantes, inmigrantes, refugiados

  • La cobertura sanitaria universal francesa en diez preguntas

    Martine Bulard
    El sistema sanitario francés, a pesar de encontrarse entre los más competentes del mundo, ya no consigue compensar las desigualdades.
  • Los sortilegios de la cultura

    Evelyne Pieiller
    Figura obligada de los programas electorales, los proyectos relacionados con la cultura reflejan las disposiciones ideológicas de los partidos.

    Recuadro: El efecto San Mateo