ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/04 > Giorgio Agamben: el espíritu que vive

Giorgio Agamben: el espíritu que vive

por José de María Romero Barea, abril de 2017

El filósofo del siglo XXI ha de ser un orador dotado: tumultuoso, contundente, directo y paradójico. Debe escribir como habla. Giorgio Agamben (Roma, 1942) es un pensador así: su familiaridad con los clásicos filosóficos nos deja a veces con dificultades para respirar, pero ofrece a cambio un montón de líneas de actuación en forma de anécdotas, chistes y referencias inagotables a la cultura popular. Siempre logra redimirse a sí mismo, a ojos de sus admiradores, a pesar de arremeter contra el multiculturalismo, la tolerancia, el diálogo y otras “vacas sagradas” liberales. Se ha convertido en un santón de la (pos)modernidad: un ser cuasi-divino, a fuer de radicalmente terrenal.

Su éxito se basa en una fórmula: ser agambiano es sostener que el psicoanálisis freudiano tenía razón, que sus implicaciones son absolutamente revolucionarias. Claro que el Freud del autor de ¿Qué es un dispositivo? no es de la tradición, no aquel que sostiene (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMd en español