ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/04 > Europa se blinda frente a los refugiados

El final de la esperanza en la ruta de los Balcanes

Europa se blinda frente a los refugiados

Un millón de refugiados y de migrantes emprendieron la ruta de los Balcanes durante el año 2015. Mientras que la Unión Europea negocia con Turquía para tratar de encauzar las partidas, los sucesivos cierres de las fronteras cortan ese corredor humanitario informal en el cual todavía se encuentran decenas de miles de seres humanos que huyen de la guerra o de la miseria.

por Jean-Arnault Dérens y Simon Rico, abril de 2016

Idomeni, frontera greco-macedonia. Al cabo de una pequeña carretera campestre, en una llanura golpeada por el viento que desciende de las montañas, se alza el último campamento griego, bloqueado entre campos y una pequeña estación de carga. Basta con caminar unos cientos de metros a lo largo de la vía férrea para acceder a las rejas que marcan la entrada a Macedonia. Los policías entreabren la puerta que da acceso al campamento macedonio de Gevgelija, dejando pasar a los refugiados en grupos de cincuenta. Con el cierre progresivo de la “ruta de los Balcanes”, Macedonia ha endurecido las condiciones de acceso: en noviembre de 2015, sólo los ciudadanos afganos, iraquíes y sirios eran aceptados como refugiados, ya que los oriundos del resto de países eran considerados como “migrantes económicos”. A continuación, en enero, los afganos dejaron de ser aceptados. A comienzos de marzo, los sirios originarios de Alepo podían seguir (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.