ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2006 > 2006/12 > África trata de retener a sus médicos

África trata de retener a sus médicos

Si existe un campo en el que el concepto de “inmigración a la carta” pone de manifiesto todas sus ambigüedades, ese es el de la salud. Mientras el continente africano se enfrenta a una desastrosa situación sanitaria, los países desarrollados, entre ellos Francia, no dudan en dejarlos sin sus médicos. Este pillaje tiene consecuencias desastrosas, y algunos países del Sur toman medidas para evitarlo.

por Karl Blanchet y Regina Keith, diciembre de 2006

Cada año, 20.000 profesionales de la salud (médicos, enfermeros, comadronas, etc.) emigran del continente africano hacia Europa y América del Norte. Hay más médicos de Benín trabajando en Francia que en Benín. Ahora bien, teniendo en cuenta la desastrosa situación sanitaria del continente, se estima que de aquí al año 2015 habría que formar a un millón de agentes sanitarios para alcanzar los Objetivos del Milenio para el Desarrollo (OMD).

Paradójicamente, el personal africano de la salud se ha convertido en un pilar de los sistemas de salud de los países del norte. Europa, Estados Unidos y Canadá simplemente han descuidado la formación de una cantidad suficiente de médicos, enfermeros y comadronas para responder a la creciente demanda debida al envejecimiento de su población. Por lo tanto, se ven obligados a reclutar personal extranjero. Se estima que el Reino Unido necesitará 25.000 médicos y 35.000 enfermeros adicionales de aquí a 2008. (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.