ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/06 > La política de acercamiento entre las dos Coreas

Un angosto camino hacia la desnuclearización de toda la península

La política de acercamiento entre las dos Coreas

El 24 de mayo, Donald Trump dejó en suspenso el encuentro con Kim Jong-un previsto para el 12 de junio en Singapur. Más allá de los ardides retóricos para obtener concesiones de la otra parte, ambos discrepan en cuanto al método para desnuclearizar la Península. El presidente surcoreano Moon Jae-in, por su parte, no escatima esfuerzos para llegar a obtener un tratado de paz.

por Martine Bulard y Sung Il-kwon, junio de 2018

El mundo entero lo veía como un dictador terrible, necio y malvado; se ha mostrado sonriente, amable y abierto. En unos días, el dirigente de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) pasó del estatus de “little rocket man” (“pequeño hombre cohete”), según la expresión poco cortés del presidente estadounidense Donald Trump, al de jefe de Estado responsable, a la altura de su homólogo surcoreano. La operación de atracción de Kim Jong-un cruzando la línea de demarcación de la mano de Moon Jae-in, entre risas y bromas, fue un éxito rotundo el pasado 27 de abril. Entre una parte de la elite surcoreana se roza la “Kim-manía”, y el dirigente del Norte ya no es considerado un paria –lo que desde luego es preferible para entablar negociaciones–.

Desde los Juegos Olímpicos (JJ.OO.) de Invierno de Pyeongchang, en febrero de 2018, el ballet diplomático se ha acelerado: tras este encuentro en el (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.