ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/07 > La información bajo control

Virulenta campaña antisindical

La información bajo control

Antes de que la indignación general le obligara a dar marcha atrás, el Gobierno de Manuel Valls intentó prohibir una manifestación sindical en Francia –algo nunca visto desde hace décadas–. Esta deriva autoritaria se debe en gran medida al clima de guerra social que alimentan los principales medios de comunicación del país. La prensa, bajo la férula de sus propietarios, renuncia al papel de defensor de las libertades políticas.

por Pierre Rimbert y Serge Halimi, julio de 2016

“Actualmente, Francia está sometida a dos amenazas que, no por ser diferentes ponen menos en peligro su integridad: Daesh y la CGT”. Hay que agradecerle a Franz-Olivier Giesbert el haber expresado la verdad de un periodismo francés dominado política y financieramente. “Es sólo el comienzo, sigamos luchando contra la CGT”, anuncia el editorialista estrella de Le Point en la primera página de un número sobre “La verdadera historia del ‘mal francés’. Bloqueo, violencia, CGT, modelo social” (2 de junio de 2016).

Del referéndum sobre el Tratado de Maastricht en 1992 al referido a la Constitución Europea en 2005, de las huelgas de noviembre-diciembre de 1995 a las actuales contra la “ley laboral” de 2016, usuarios y analistas de la información han podido medir la distorsión entre el desarrollo de los conflictos sociales y su escenificación mediática. En las bibliotecas universitarias, estanterías enteras examinan la larga serie de “sesgos”, “desviaciones”, “desequilibrios”, “dobles (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.