ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/07 > La autodestrucción del Partido Socialista en Francia

Fuga de militantes, espantada de representantes electos

La autodestrucción del Partido Socialista en Francia

El presidente francés François Hollande, subyugado por los dogmas del “mercado libre” y fiel a las consignas de Bruselas, se obstina en imponer el desmantelamiento del Código Laboral en vez de luchar de forma eficaz contra el desempleo. Debido a que la mayoría de sindicatos, de franceses y de parlamentarios se muestran reacios, intenta una imposición por la fuerza, en detrimento incluso de cualquier lógica electoral.

por Rémi Lefebvre, julio de 2016

Se acerca la hora del balance para el Partido Socialista (PS) francés. Pocas veces un partido ha resultado dañado tan rápidamente tras su paso por el poder. En 2012 tenía en sus manos todo el conjunto de poderes. Cuatro años más tarde ha perdido un número considerable de electores y, a menos de un año de las elecciones presidenciales, no hay marcha atrás: no hay ninguna certeza de que François Hollande, quien, según todos los indicios, se prepara para solicitar la renovación de su mandato, pase a la segunda vuelta. La impopularidad del Presidente, así como la de su Primer Ministro baten récords históricos.

Las derrotas en todas las elecciones intermedias no han sido suficientes para detener una huida liberal hacia adelante, cuyo apogeo lo representa la “ley de reforma laboral”. A pesar de una tímida mejora del empleo, que seguramente servirá para justificar la candidatura de Hollande, la política de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.