ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/07 > La guerra sucia del presidente Erdogan

Ciudades kurdas devastadas por el Ejército turco

La guerra sucia del presidente Erdogan

Desde el otoño de 2015, las represalias de las fuerzas turcas tras los combates con los milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) asolan el sudeste de Turquía. Numerosas ciudades han sido destruidas y los testimonios recogidos sobre el terreno señalan graves actos violentos cometidos contra la población.

por Laura-Maï Gaveriaux, julio de 2016

El sol inunda la plaza principal de Silopi, ciudad de 80.000 habitantes del sudeste de Turquía, a menos de quince kilómetros de las fronteras con Irak y con Siria. Entre diciembre de 2015 y enero de 2016, las fuerzas de seguridad turcas atacaron duramente a la población y a los combatientes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una formación que se adhiere al confederalismo democrático (véase el artículo “Murray Bookchin, ecología o barbarie”) y reivindica la autonomía de los territorios de mayoría kurda. Los combates se desarrollaron a puerta cerrada: Silopi, varias veces sometida a largos toques de queda al igual que muchas otras ciudades, estuvo aislada durante 37 días.

En todo el país, los atentados apuntan regularmente a las fuerzas del orden, incluso en Estambul y en Ankara, y agravan la represión, que provoca nuevas represalias. Así, el 10 de junio, una organización radical disidente del (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.