ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/07 > Eduardo Galeano, la voz de la fraternidad

Eduardo Galeano, la voz de la fraternidad

Despertar el espíritu de la libertad, contar historias pequeñas que ayudan a ver la gran historia, hacer perceptibles las razones para llorar y las razones para reír en el corazón de nuestra realidad común: ése fue el objetivo de Eduardo Galeano. Desde la evocación de la cultura popular hasta la celebración de los horizontes por inventar, el escritor uruguayo entretejió lirismo y mensaje político.

por Sébastien Lapaque, julio de 2016
JPEG - 1.7 MB
JOAQUÍN TORRES GARCÍA - Composición, 1931.

En Montevideo, la capital de la República Oriental del Uruguay situada en la costa norte del Río de la Plata, Eduardo Galeano (1940-2015) tenía la costumbre de visitar el café Brasilero, no lejos de la catedral en la que fue bautizado el muy misterioso Isidore Ducasse, autoproclamado conde de Lautréamont, el 16 de noviembre de 1847. En los primeros años del siglo XXI, a menudo tuve la oportunidad de perseguir la sombra del autor de Los cantos de Maldoror en el laberinto de calles de la ciudad fundada en 1726 por colonos españoles alertados por la codicia de los portugueses, deseosos de extender su colonia brasileña. Durante esas deambulaciones australes pensaba en Jules Laforgue y Jules Supervielle, dos poetas de lengua francesa también nacidos en Montevideo. Con un ejemplar de El (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.