ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2008 > 2008/02 > ¿Hacia una medicina a diez velocidades?

Urgencias hospitalarias saturadas, extensión de las franquicias médicas...

¿Hacia una medicina a diez velocidades?

Enfermos crónicos franceses han comenzado una huelga de atención médica para protestar contra el pago de cantidades complementarias por medicamentos, traslados en ambulancia o visitas médicas. Esto es peligroso: hay que recordar que la salud no puede ser un mercado “como los demás”. Pero se ha de tener presente que la reforma de la financiación de la Seguridad Social y de los hospitales públicos pone en peligro el acceso de los enfermos a los servicios médicos, el trabajo de los profesionales afectados y la calidad de la medicina.

por André Grimaldi, Jean-Paul Vernant y Thomas Papo, febrero de 2008

La crisis de los hospitales y del sistema de salud francés no se debe a la casualidad. En principio se origina en la escasez médica que resulta de la política seguida durante veinte años, de manera continua, por todos los gobiernos. Durante ese periodo se ha pasado de la formación de ocho mil quinientos médicos por año a tres mil quinientos. Algunos economistas especialistas en salud y los sindicatos de médicos liberales preconizaron esta política malthusiana.

Para los economistas en cuestión, la oferta determina la demanda. Al disminuir la primera se reduciría la segunda. Esta posición parecía mucho más asombrosa porque no incluía, en paralelo, ninguna adaptación del sistema sanitario. De manera menos ingenua, los sindicatos de médicos liberales consideraban que la disminución del número de facultativos les permitiría ocupar una posición de fuerza en el mercado. De hecho, esta disminución que favorece la práctica del extra o complemento de honorarios, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.