ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2007 > 2007/07 > Revolución permanente en Tiflis

Reformas neoliberales, fervor patriótico, autoritarismo, sobrearmamento

Revolución permanente en Tiflis

Los dirigentes de GUAM (Georgia, Ucrania, Azerbaiyán y Moldavia), reunidos a mediados de junio en Bakú, junto a los de Letonia, Polonia y Rumanía, aprueban aumentar el transporte de hidrocarburos del Caspio hacia Europa evitando Rusia. Han convenido hacer frente común ante el “separatismo” en sus países. En esta cooperación dirigida contra Moscú, el presidente georgiano Mijail Saakashvili, que ha calificado la cumbre de “revolución geopolítica”, aporta una contribución decisiva.

por Vicken Cheterian, julio de 2007

Durante una visita de rutina al puesto aduanero de Opiza, cerca de Tbilisi, el presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, se vio enfrentado a ciudadanos disconformes con el funcionamiento de esa Administración. Decidió entonces destituir inmediatamente al jefe de la misma, y dio a su primer ministro, Zurab Noghaideli, las siguientes directivas: “Despida a todo el personal de ese servicio. Tome gente nueva, con un sueldo de 1.000 gel [443 euros] e instrucciones precisas. No quiero ver más personas con problemas aquí (...). Si verdaderamente construimos una economía libre, (...) si queremos que se desarrolle rápidamente y de manera dinámica, debemos lograr que esas estructuras se preocupen más por los ciudadanos”. El mismo día, el presidente ordenó el cierre de otro organismo, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, a la que calificó de “parásito”. Esos acontecimientos resumen por sí solos lo que ocurre en Georgia: una rápida transformación social de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.