ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/11 > Retorno chií a la escena de Yemen

Nueva derrota de los Hermanos Musulmanes

Retorno chií a la escena de Yemen

La toma de la ciudad de Saná por parte de la rebelión hutí el 21 de septiembre de 2014 pone fin a la dominación de los Hermanos Musulmanes y sus aliados tribales sobre el sistema político nacido del levantamiento revolucionario de 2011. La repentina caída de la capital yemení ante un movimiento de confesión chií, sin gran resistencia por parte del Ejército, es para muchos una sorpresa y genera lecturas en ocasiones contradictorias.

por Laurent Bonnefoy, noviembre de 2014

En 2007, cuando comenzaba un cuarto ciclo de la mortífera “guerra de Saada” que enfrentaba al presidente Ali Abdalá Saleh con algunos miembros de la minoría zaidí chií, muy pocos habrían apostado a que el jefe de los rebeldes, Abdel Malek al Huti, se convertiría un día en el hombre fuerte del campo político yemení. Por aquel entonces era el nuevo jefe de los hutíes, un movimiento armado inspirado en su nombre y que opera en la región septentrional de Saada. Nacido a comienzos de los años 1980, había sucedido a su hermano mayor, muerto en combate en 2004, y a su padre, cuya salud se había deteriorado.

La reivindicación por parte de los hutíes de su identidad zaidí aparecía como marginal en un país que ya no se estructuraba prioritariamente en torno al debate entre zaidismo chií (aproximadamente un tercio de la población) y shafismo suní mayoritario. A favor de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.