ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/01 > Por qué ustedes nunca se harán chinos

Por qué ustedes nunca se harán chinos

por Benoît Bréville, enero de 2014

A mediados de octubre, el diario francés L’Equipe relataba los cuartos de final del campeonato de tenis de mesa de Europa: “Entre las mujeres, la doble campeona de Europa neerlandesa Li Jiao (2007 y 2011) cayó frente a la portuguesa Fu Yu. Esta se enfrentará en el último encuentro a la sueca Li Fen, que venció a la mejor europea, Shen Yanfei (número 11 del mundo). La otra semifinal será 100% alemana, entre Shan Xiaona y Han Ying”.

A la hora de adquirir una nueva nacionalidad, no todos los extranjeros son iguales: un deportista de alto nivel, un empresario rico o un inmigrante sobrecualificado tienen infinitamente más oportunidades de obtener un nuevo pasaporte que un refugiado con pocos recursos. Las naturalizaciones discrecionales y oportunistas que se practican en todos los países contrastan con el espíritu que guió la invención de este documento administrativo en la Europa del siglo XIX. Concebido como (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

DossierEl gran juego de las nacionalidades

“Comunidad imaginada” según el historiador Benedict Anderson, la nación a menudo se analiza en términos subjetivos, y la pertenencia nacional se percibe como propia del mundo de las impresiones: uno se “siente” –más de lo que es– francés, mexicano, argelino o japonés. Sin embargo, este enfoque descuida un factor preponderante: la ciudadanía está anclada en la ley y codificada jurídicamente por el poder (...)
  • Mujeres árabes, igualdad pisoteada

    Ward Mohamed
    En los países miembros de la Liga árabe, la cuestión de la nacionalidad recupera su atribución por filiación, casamiento, naturalización, doble nacionalidad, abandono de la nacionalidad para adoptar una nueva. Las mujeres son las más perjudicadas por los códigos de nacionalidad.

Cartografía

Por qué ustedes nunca se harán chinos

Miniatura del mapa

Cartografía

Naturalización en la Unión Europea

Miniatura del mapa