ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/01 > El gran juego de las nacionalidades

El gran juego de las nacionalidades

enero de 2014

“Comunidad imaginada” según el historiador Benedict Anderson, la nación a menudo se analiza en términos subjetivos, y la pertenencia nacional se percibe como propia del mundo de las impresiones: uno se “siente” –más de lo que es– francés, mexicano, argelino o japonés. Sin embargo, este enfoque descuida un factor preponderante: la ciudadanía está anclada en la ley y codificada jurídicamente por el poder político. Derecho de suelo (simple, doble o diferido), derecho de sangre (incondicional o limitado a un cierto número de generaciones), naturalización, adquisición por medio del matrimonio, etc.: cada Estado es libre de definir cómo concede la nacionalidad, en ocasiones produciéndose injusticias flagrantes (léase "Mujeres árabes, igualdad pisoteada").

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

DossierEl gran juego de las nacionalidades

“Comunidad imaginada” según el historiador Benedict Anderson, la nación a menudo se analiza en términos subjetivos, y la pertenencia nacional se percibe como propia del mundo de las impresiones: uno se “siente” –más de lo que es– francés, mexicano, argelino o japonés. Sin embargo, este enfoque descuida un factor preponderante: la ciudadanía está anclada en la ley y codificada jurídicamente por el poder (...)
  • Mujeres árabes, igualdad pisoteada

    Ward Mohamed
    En los países miembros de la Liga árabe, la cuestión de la nacionalidad recupera su atribución por filiación, casamiento, naturalización, doble nacionalidad, abandono de la nacionalidad para adoptar una nueva. Las mujeres son las más perjudicadas por los códigos de nacionalidad.
  • Por qué ustedes nunca se harán chinos

    Benoît Bréville
    Las naturalizaciones discrecionales y oportunistas que se practican en todos los países contrastan con el espíritu que guió la invención de este documento administrativo en la Europa del siglo XIX.
    Miniatura del mapa

    Cartografía: Por qué ustedes nunca se harán chinos

    Miniatura del mapa

    Cartografía: Naturalización en la Unión Europea