ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/10 > Los fantasmas de Peterloo

Movimiento obrero

Los fantasmas de Peterloo

Mánchester, 1819. Miles de obreros se manifestaron para obtener el sufragio universal masculino. La represión fue mortal. Este acontecimiento clave en la historia de la izquierda inglesa, bautizado como “masacre de Peterloo” por la prensa de entonces, continúa siendo objeto de interpretaciones divergentes: ¿momento decisivo de la democracia o motor del desarrollo de una conciencia de clase?

por Marion Leclair, octubre de 2019

El 16 de agosto de 1819, en Mánchester, una concentración –autorizada– congrega a unas 60.000 personas para reclamar el sufragio universal masculino. En las filas de lo que por entonces es la mayor manifestación organizada en la ciudad, se cuentan miles de mujeres y niños. Por orden de los magistrados, la milicia montada (la Yeomanry), con el apoyo del ejército regular, reprime la marcha. Confinada en un descampado triangular llamado St. Peter’s Field que se encuentra rodeado de edificaciones y cuyos accesos el ejército bloquea en parte, la compacta multitud se encuentra a merced de los sables y los cascos de los caballos.

Esta es más vulnerable si cabe debido a que Henry Hunt, brillante orador de la causa radical llegado expresamente para la concentración –la cual ha aceptado presidir–, ha prohibido formalmente manifestarse armado. Está decidido a dejar sin argumentos a las autoridades, que temen una insurrección, y sostiene que (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.