ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/07 > La lengua sin nombre de los Balcanes

Un patrimonio común de bosnios, croatas, montenegrinos y serbios

La lengua sin nombre de los Balcanes

El estallido de Yugoslavia y la exacerbación de las diferencias nacionales tuvieron consecuencias lingüísticas: convenía hablar bosnio en Sarajevo, croata en Zagreb, serbio en Belgrado o montenegrino en Podgorica. No obstante, aunque identificando variantes regionales, los lingüistas reconocen en estos pueblos una misma lengua; a algunos les gustaría recuperarla de una forma compartida.

por Jean-Arnault Dérens y Simon Rico, julio de 2017

El pasado 30 de marzo, numerosos intelectuales de la región presentaron en Sarajevo una Declaración sobre la Lengua Común con el objetivo de acabar con las peleas lingüísticas que dividen a las cuatro antiguas repúblicas yugoslavas desde los años 1990. “¿Se utiliza una lengua común en Bosnia-Herzegovina, en Croacia, en Montenegro y en Serbia? La respuesta es sí”, se puede leer en el preámbulo de ese documento, que precisa: “Se trata de una lengua común de tipo policéntrico, es decir, de una lengua hablada por varios pueblos en varios Estados con variantes reconocibles, como el alemán, el inglés, el árabe, el francés, el español, el portugués y otras muchas”. Tal y como lo señala el lingüista serbio Ranko Bugarski, “la diferencia es que, en nuestro caso, son las variantes las que tienen un nombre, mientras que la entidad global, que ya no posee ningún estatus, ha perdido su nombre oficial”.

Las (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.