ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/07 > El extraño conflicto del Golfo

Las ambiciones saudíes, frustradas

El extraño conflicto del Golfo

La tradicional rivalidad geopolítica entre Arabia Saudí e Irán toma un giro belicoso en un contexto de enfrentamientos indirectos en Siria y en Yemen. Los saudíes, apoyados por Estados Unidos, donde disponen de un influyente grupo de presión, pretenden dictar su línea de conducta a sus vecino árabes. Y pobres de aquellos que, como Qatar, no se adhieran a ella.

por Fatiha Dazi-Héni, julio de 2017

Recordar quién manda en la región y afirmar su influencia hegemónica sobre las monarquías vecinas: este es el sentido de la agresiva ofensiva diplomática de Arabia Saudí contra Qatar. El reino wahabí, aliado de manera circunstancial con los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto, anunció el pasado 5 de junio la ruptura de sus relaciones diplomáticas con Doha, acusada oficialmente de “apoyar el terrorismo” y de participar en diversos actos de desestabilización junto con Irán. Justo después, saudíes y emiratíes cerraron su espacio aéreo y marítimo, así como la única frontera terrestre de la pequeña península catarí por la que transita el 90% de sus productos básicos, sobre todo alimentarios. La lista de las exigencias enviadas a Doha no deja de aumentar con cada ultimátum y hace caso omiso de cualquier soberanía del emirato: cierre de la cadena Al Jazeera, de la base militar turca, ruptura de todo vínculo con (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.