ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/07 > En China, la línea roja del viraje verde

Auge de una ecología activista

En China, la línea roja del viraje verde

Tras la retirada estadounidense del Acuerdo de París, Pekín se presenta como el paladín de la lucha contra el cambio climático. En el país más contaminado del planeta, el poder central ve con buenos ojos las iniciativas de los defensores del medio ambiente... siempre y cuando él mismo no sea cuestionado.

por Guillaume Pitron, julio de 2017

Si hay dos colores que una y otra vez intentan que penetren en el imaginario chino, esos son el verde y el azul. Por todo el país, carteles oficiales a favor de la ecología muestran a menudo una ciudad de cristal que se erige entre pequeños valles frondosos y cielos dignos de la Costa Azul. Y el presidente Xi Jinping va más allá y afirma su esperanza de ver cada día “montañas verdes” y “un cielo azul” en el imperio del Medio, “de manera que nuestros hijos puedan beneficiarse de un medio ambiente agradable”. Pero, cuando Wei Dongying se puso a fotografiar el río Qiantang, que fluye ante sus ventanas en su pueblo –Wuli (provincia de Zhejiang, en el sudeste del país)–, solo vio reflejos anaranjados bajo un cielo lechoso. Esparcidos por las baldosas de su comedor, cinco kilos de clichés recopilados desde 2003 desvelan las canalizaciones de una fábrica (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.