ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/07 > Constitucionalización de los tratados europeos

Volver a otorgar a la Unión Europea una base política legítima

Constitucionalización de los tratados europeos

La Justicia de la Unión Europea se ha convertido en un terreno de enfrentamiento insospechado para las empresas y los Gobiernos, en el contexto de la construcción del mercado común. Con el paso del tiempo se ha ido elaborando así una jurisprudencia fuera de todo control y que contribuye a la deslegitimación de la Unión Europea. Ya en los años 1970, el Tribunal Constitucional alemán había detectado este déficit democrático.

por Dieter Grimm, julio de 2017

Aunque ya nadie duda de la existencia de un déficit democrático en la Unión Europea (UE), en escasas ocasiones se comprende que su principal origen se encuentra en la transformación de los tratados europeos en Constitución. Es la consecuencia de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), cuyos efectos comprometen la aceptación de la integración por parte de las poblaciones.

Hasta 1963 se admitía que el derecho europeo formaba parte del derecho internacional y que, con arreglo a este, solo obligaba a los Estados miembros; únicamente podía tener efectos para los individuos de un país concreto tras ser incorporado a su derecho nacional.

Por el contrario, el TJUE de Luxemburgo declaró ese mismo año que los tratados son de aplicabilidad directa (sentencia Van Gend en Loos del 5 de febrero de 1963). Esto quiere decir que de ahí pueden derivar algunas cuestiones de derecho subjetivo para los individuos. (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

Texto extraído de una conferencia pronunciada con motivo de la invitación del Collège de France el 29 de marzo de 2017.