ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/03 > Islamistas entre la espada y la pared

Polarización política en Túnez

Islamistas entre la espada y la pared

El asesinato de un militante de izquierdas, el pasado 6 de febrero, ha originado una ola de cólera contra el partido islamista en el poder y un cambio de primer ministro. El nuevo Gobierno va a tener que dedicarse urgentemente a restablecer el orden público y a reducir el desempleo.

por Serge Halimi, marzo de 2013

En Túnez, casi todo el mundo cree que las conquistas de la revolución están en peligro. La cuestión es saber quién las amenaza. ¿Una oposición “laica” que se niega a admitir que en octubre de 2011, durante las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, triunfaron ampliamente los ­islamistas conservadores de Ennhada? ¿Estos últimos, que quisieran usar su victoria para infiltrarse en el Estado y manipular desde adentro el temor que inspiran las milicias salafistas, con el fin de imponer una islamización más moderada de la sociedad tune­cina? ¿O, más simplemente, un arreglo político al estilo de los bailes ­ministeriales de la IV República francesa, con sus bloques parlamentarios que estallan ­cuando un diputado no llega a mi­nistro, sus giros teatrales olvidados veinticuatro horas después, sus ­innumerables grupúsculos que se reordenan constantemente? ­Mien­tras tanto, se desploma la producción minera, el turismo se tam­balea, se instala la inseguridad y cientos de jóvenes (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.