ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/09 > Intelectuales árabes entre Estados e integrismos

Batalla por la hegemonía cultural

Intelectuales árabes entre Estados e integrismos

En la mayor parte de los países árabes, allá donde imaginamos constantes enfrentamientos, encontramos más bien un juego permanente de alianzas, un pacto tácito entre tres fuerzas desiguales: autorizados a ampliar su ascendiente en la sociedad, los fundamentalistas renuncian a privilegiar la conquista del poder político; los intelectuales laicos, protegidos por el Estado de la férula de los integristas, callan las derivas autoritarias del poder y reservan su militancia a causas consensuales; y el Estado autoritario, tratado con indulgencia por los intelectuales y tolerado por los religiosos, perdura…

por Hicham Alaoui, septiembre de 2010

A lo largo de los dos últimos siglos, los ulemas siempre desconfiaron de las formas modernas de expresión cultural, temerosos de que estas últimas permitieran a la gente servirse de modos exteriores a la religión para encararse a su vida y al mundo. Pero por más que protestaran, la mayoría de las prácticas artísticas y culturales seguían siendo aceptadas. Es cierto que algunas manifestaciones (como por ejemplo la pintura moderna) llevaban la marca de Occidente y no interesaban más que a los efendis (burgueses occidentalizados).

Esta prudente tolerancia daba cuenta de un marco de pensamiento teológico (kalam) en el cual la religión no se limita a la ley religiosa (sharia), sino que alberga además cierto pluralismo. Prácticas literarias y artísticas más o menos profanas (poesía, caligrafía, artes plásticas, música) se consideraban compatibles con la religión, incluso cuando chocaban contra las convenciones. Obras de una formidable diversidad y una creatividad a menudo (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.