ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/09 > Los presidentes pasan, Goldman Sachs continúa

Una reforma del sistema bancario que no enoja a Wall Street

Los presidentes pasan, Goldman Sachs continúa

El 15 de julio el Senado estadounidense aprobó lo que se ha convenido en llamar “la más amplia reforma del sector financiero estadounidense jamás operada desde la Gran Depresión”. La ley, más modesta que el proyecto inicial de Barack Obama, representa un éxito político para este último. Habiendo tomado la delantera frente a un lobby bancario debilitado por la crisis, también supo aprovechar el affaire Goldman Sachs, con su contenido de revelaciones sobre los usos y costumbres de Wall Street.

por Ibrahim Warde, septiembre de 2010

El mismo día en que la ley bancaria, conocida con el título de “Dodd-Frank” (por el nombre de los representantes demócratas Christopher Dodd y Barney Frank), fue aprobada por el Senado, se produjo otro hecho que resultó casi eclipsado: el acuerdo entre la agencia federal que es el “gendarme de la Bolsa”, la Securities and Exchange Commission (SEC) y Goldman Sachs. Gracias a una multa de 550 millones de dólares, el banco de inversión evitó un juicio por fraude relativo a un producto financiero, Abacus, que le había permitido precaverse contra la caída de las obligaciones vinculadas al sector inmobiliario al mismo tiempo en que incitaba a sus clientes a invertir en ese mercado… La SEC, criticada durante mucho tiempo por su pasividad, podía jactarse ahora de un golpe de efecto. Y Goldman Sachs demostró la extensión de su habilidad política: reconoció “errores“ en la comercialización del producto, sin que (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.