ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/09 > La gran angustia de los tamiles de Sri Lanka

El triunfo de los cingaleses inquieta a las minorías

La gran angustia de los tamiles de Sri Lanka

Prestigiada por su victoria contra los Tigres de Liberación del Eelam Tamil (LTTE) en mayo de 2009, la coalición del presidente de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, ganó ampliamente las elecciones legislativas del 8 de abril último. Sin embargo, el autoritarismo y el nepotismo del poder alarman a la sociedad civil esrilanquesa.
En cuanto a la minoría tamil, con frecuencia hace suya la derrota de los Tigres y teme ser colonizada por la mayoría cingalesa budista.

por Cédric Gouverneur, septiembre de 2010

A medida que caían los bastiones de los independentistas Tigres de Liberación Tamil (LTTE, siglas en inglés), a partir de marzo de 2008, el Gobierno esrilanqués internó en campos a los tamiles que vivían bajo la férula de la guerrilla, o sea cerca de 300.000 civiles. El complejo de campos de Menik Farm, en el distrito de Vavuniya, en el norte del país, albergó hasta 228.000 personas. Diez meses después de la derrota de los Tigres, 70.000 refugiados se encuentran todavía detrás de las alambradas de púas, esperando la autorización para volver a sus ciudades. El Ejército nos deja visitar uno de esos campos, llamado “poblado transitorio de bienestar”.

En la entrada, un retrato de seis metros de alto del presidente Mahinda Rajapaksa, con el brazo levantado en un gesto de victoria, domina las filas de barracas. El comandante del campo justifica la detención en masa de los tamiles: “Fue necesario (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.