ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/09 > Deambulando por Mallorca

Viaje al centro del universo

Deambulando por Mallorca

Como cada año, el escritor se ha ido de veraneo a Mallorca. Ordinario, dirán muchos, pues en esa isla veranea hasta el rey, además de millones de turistas de toda Europa (de los cuales unos mil doscientos acaban de quedarse allí varados por la quiebra del tour operator británico Sun4U). Sí, pero una cosa es ser turista de sol, playa y acaso velero (o sea ciego al resto del entorno), y otra paseante curioso, ilustrado y fisgón. La prueba, lean.

por Ramón Chao, septiembre de 2010

Lo primero que hago cuando desembarco en Palma es visitar la catedral. La descubrí hace unos veinte años. Allí escuché por primera vez el Canto de la Sibila. En la antigua Grecia, las sibilas eran ancianas inspiradas por los dioses, de temperamento huraño y en lo posible vírgenes. Predecían desastres (los astros se distanciaban) y calamidades apocalípticas. La mallorquina Sibila anuncia el día del juicio final y la llegada de Jesucristo, en gregoriano y versos aterradores: Ans del Judici, l’Antichrist vindrà / i farà tot el món trist,/ I fent com a Déu servir. /Qui no el creurà farà morir. No se lo pierdan; para mí es uno de las encantos más substanciales del archipiélago. Si no vienen el 24 de diciembre, conténtense con la versión que nos dejó Mauricio Ohana en CD, o asistan a una función en la Escolanía de Lluch.

Este año acudo a la catedral atraído por (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD en español