ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2007 > 2007/10 > Éxito sorpresa de documentales contestatarios

Éxito sorpresa de documentales contestatarios

Un antiguo director-productor cinematográfico de Hollywood, con el fin de contrarrestar la influencia de los largometrajes de gran presupuesto, ha creado un nuevo sistema de realización, producción y distribución de documentales. Y lo ha hecho con éxito.

por Christian Christensen, octubre de 2007

La renovada vitalidad que conoce el film documental, en particular el documental político, se atribuye en gran parte al éxito extraordinario de Fahrenheit 9/11 (2004) del estadounidense Michael Moore: su recaudación ascendió a más de 120 millones de dólares en Estados Unidos y 200 millones de dólares en el resto del mundo. Si bien los éxitos de Roger & Me (Roger y yo, 1989) y Bowling for Columbine (2002) del mismo realizador prepararon ampliamente el terreno, hay que destacar que, siempre en Estados Unidos, también fueron bien acogidos otros documentales, tales como La niebla de guerra, (Errol Morris, 2003), The Corporation (La Corporación, Mark Achbar y Jennifer Abbot, 2003), Control Room (Sala de control, Jehane Noujaim, 2004), Super Size Me (Morgan Spurlock, 2004) y Una verdad incómoda (Davis Guggenheim, 2006). Los rendimientos –como el de la mayoría de las películas “exitosas”– se miden por el rasero de la taquilla. Super (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.