ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2007 > 2007/10 > Pequeños editores, grandes ambiciones

Una influencia creciente en el mundo de las ideas

Pequeños editores, grandes ambiciones

En Francia, como en otros países, editoriales y otros segmentos de la industria cultural han caído progresivamente en manos de grandes grupos de comunicación, cuya connivencia con los poderes políticos y económicos limita la producción intelectual y la difusión de obras, autores y contenidos. Las poderosas corporaciones, además de periódicos y revistas, controlan editoriales y distribuidoras. Nuevas iniciativas surgen como contrapunto a la amenaza. Garantes de la democracia, las pequeñas estructuras independientes, a veces participadas por los propios lectores y consumidores, consiguen hacer oír su voz y ocupar una parte significativa del mercado.

por André Schiffrin, octubre de 2007

Todavía no se había producido el ataque a Afganistán, cuando la Secretaria de Estado Condolezza Rice convocó a los responsables de las redes de televisión estadounidenses para hacerles saber que el Gobierno no quería ver civiles heridos en las pantallas. Consciente de la enorme influencia que este tipo de información había tenido en la organización del movimiento de oposición a la guerra de Vietnam, la Administración de George W. Bush quiso instaurar un sistema de autocensura. Éste funcionó a la perfección durante los primeros dos años de la guerra, mientras la prensa aceptó las mentiras del Gobierno.

En esta colaboración estuvieron implicados no sólo los medios de comunicación, sino también el mundo editorial. Ninguna editorial perteneciente a los grandes grupos –los cinco más importantes controlan el 80% de los libros destinados al gran público– sacó ni un solo libro de crítica a la guerra y a la política exterior de Bush. (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.