ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/12 > Bhopal, la catástrofe sin fin

Vivir y morir con el riesgo industrial

Bhopal, la catástrofe sin fin

La noche del 2 al 3 de diciembre de 1984, en Bhopal, la India, una nube tóxica de uno de los gases más peligrosos de la industria química se escapó de una fábrica filial de la multinacional americana Union Carbide. La catástrofe causó miles de muertos y más de 500.000 heridos, de los cuales muchos, discapacitados, viven todavía en unas condiciones deplorables. A este drama le ha sucedido el escándalo de una impunidad que ha permitido a los dirigentes de Union Carbide escapar de la justicia india y de sus responsabilidades como si se hubiese tratado de una catástrofe natural imprevisible contra la que no se hubiera podido hacer nada…

por Olivier Bailly, diciembre de 2004

Gas Myian podría ser el símbolo de una lucha, el icono de un drama que que no se puede olvidar. Pero este joven de 20 años es simplemente uno más en el barrio pobre de Nawab Colony, en Bhopal. Sus mejillas están despedazadas por granos y su cuerpo enclenque se mueve con dificultad. Poniéndose de puntillas frente a su casa –una construcción ilegal– se puede ver la chimenea de la antigua fábrica, la empresa que marcó su vida...

Gas Myian nació el 3 de diciembre de 1984. Esa noche, el vientre redondo de su madre Champa alegraba a su padre Eshaq. De pronto, en las cercanías, un gas altamente tóxico, el isocianato de metilo (el MIC, a base de fosgeno, el famoso gas mostaza), se escapa del depósito E610 de la planta de Union Carbide India Limited (UCIL), donde se producen dos pesticidas, el Temik y el Sevin. Al penetrar agua (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.