ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/06 > Y el Tribunal Supremo estadounidense inventó el casino electoral

La campaña que valía 5.000 millones de dólares

Y el Tribunal Supremo estadounidense inventó el casino electoral

En contadas ocasiones, el Tribunal Supremo de Estados Unidos habrá dado tanto que hablar durante una campaña electoral. Criticado por Donald Trump y por Bernie Sanders por haber desregulado la financiación de la vida política, se ha convertido en el objetivo de un pulso entre republicanos y demócratas: ¿quién nombrará al sucesor del difunto juez Scalia y hará bascular la jurisdicción hacia una dirección u otra?

por Anne Deysine, junio de 2016
JPEG - 884.6 KB
SELÇUK

La campaña electoral que se está desarrollando en la actualidad en Estados Unidos seguramente será la más onerosa de la historia del país. Desde la década de 1970, cada nueva votación bate el récord y, en estos últimos años, el ritmo se ha acelerado. En 2008, la factura de los diferentes escrutinios (presidenciales, Cámara de Representantes, senadores, referéndums locales, etc.) se elevó a 5.300 millones de dólares (4.700 millones de euros), superando en un 27% a la de 2004. El candidato demócrata Barack Obama gastó, él solo, 730 millones de dólares, es decir, dos veces más que George W. Bush cuatro años antes y 260 veces más que Abraham Lincoln en 1860. En 2012, la cuenta total superó los 6.300 millones de dólares, 2.600 millones de los cuales fueron para los dos candidatos a las elecciones (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.