ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/06 > La huelga general, una invitada sorpresa

Cómo bascula una relación de fuerzas

La huelga general, una invitada sorpresa

A principios del siglo XX, la huelga general era concebida como un acto revolucionario que tenía como objetivo derrocar el sistema capitalista. Aunque sus objetivos han pasado a ser más modestos con el tiempo, las organizaciones militantes siguen preguntándose: ¿bajo qué condiciones deben convocar una huelga?

por Baptiste Giraud, junio de 2016
JPEG - 1.3 MB
MERY SALES - "El incendio y la palabra", 2015.
GENTILEZA DEL PATRONATO MARTÍNEZ GUERRICABEITIA

Desde las asambleas del movimiento Nuit Debout (Noche en Pie) hasta el último congreso de la Confederación General del Trabajo (CGT) en Marsella, la misma crítica predominó en la movilización contra la Ley El Khomri de reforma del derecho laboral: las jornadas de acción puntuales y espaciadas en el tiempo, organizadas de manera ritual por los sindicatos, impedirían crear una relación de fuerzas exitosa frente al Gobierno y a la patronal; por lo tanto, convendría “endurecer” el movimiento llamando a una huelga general indefinida. La dirección de la CGT ha sufrido a menudo tales reproches –durante las movilizaciones contra la reforma del sistema de jubilaciones en 2003 y 2010, contra el contrato de primer empleo (CPE por sus siglas en francés) en (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.