ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/06 > Esclavos del siglo XXI en Qatar

Dos millones de trabajadores extranjeros a merced de sus “patrocinadores”

Esclavos del siglo XXI en Qatar

Qatar, preocupado por transformar su riqueza en poder e influencia, multiplica las operaciones de prestigio, como la organización del Mundial de Fútbol en 2022. Sin embargo, estas grandes obras públicas y la sucesión de accidentes han revelado el arcaísmo y la brutalidad de un sistema de patrocinio de trabajadores extranjeros que los confina a la servidumbre.

por David Garcia, junio de 2016

Nuestro convoy arranca discretamente para no llamar la atención de la Policía, que persigue a los curiosos que se interesan demasiado por la suerte de los trabajadores extranjeros. En el recodo de un sendero polvoriento se alinean los barracones, sumergidos en una casi absoluta oscuridad. Con sus fachadas sin enlucir y montones de escombros abandonados un poco por todas partes, ese “campamento de trabajadores” se asemeja a un barrio de chabolas. El recinto del estadio Ahmed Bin Ali de Al Rayyan, la segunda ciudad de Qatar, acogerá varios partidos del Mundial de Fútbol.

Una docena de indios y nepalíes asalariados, de esa obra situada a unos veinticinco kilómetros al noroeste de Doha, la capital, recibe a la delegación sindical de la Federación Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera. En su minúsculo dormitorio de nueve metros cuadrados se superponen ocho camas provistas de colchones sucios y gastados. “Hace cuatro (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.