ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/04 > Simone Weil, un compromiso absoluto

Simone Weil, un compromiso absoluto

El pensamiento y la trayectoria fulgurante de Simone Weil (1909-1943) siguen siendo muy desconocidos más allá de los círculos de especialistas. Figura importante de la filosofía del siglo XX, gran parte de cuya obra editará Albert Camus tras su muerte, también fue una mujer combativa. Implicada en las luchas y en los debates de su época, Simone Weil dejó su huella en la cultura política de la izquierda.

por Olivier Pironet, abril de 2016

En 1931, Simone Weil, con 22 años, acababa de superar la oposición para ser profesora de Filosofía cuando se instaló en Puy-en-Velay, un municipio de la cuenca minera del departamento de Haute-Loire, para enseñar en un liceo femenino. El director de la École Normale Supérieure (ENS), Célestin Bouglé, no podía más que alegrarse por ello. Aquella en quien veía una “mezcla de anarquista y de mojigata” le irritaba por su espíritu contestatario y por su activismo; Bouglé había deseado que la destinaran “lo más lejos posible para no volver a oír hablar más de ella”.

La llegada de Simone Weil a Puy representó una etapa importante en el recorrido de la filósofa, completamente marcado por el compromiso bajo la insignia de la solidaridad con los desfavorecidos: “Desde la infancia, mis simpatías se dirigieron hacia los grupos que se identificaban con las capas despreciadas de la jerarquía social”, le confíaba a ­Georges (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.