ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/06 > Recuperar la risa de Bertolt Brecht

Teatro

Recuperar la risa de Bertolt Brecht

Bertolt Brecht, puesto que ofrecía al espectador el placer de liberarse de las falsas evidencias que rezuma el orden establecido, abrió en la representación teatral una dimensión radicalmente nueva, tanto en las formas como en el objetivo. Se alabó esta gran sacudida durante su descubrimiento en Francia, pero se fue neutralizando poco a poco. Su tímido regreso señala el de la audacia de pensar con alegría.

por Marie-Noël Rio, junio de 2017

En Francia se descubrió a Bertolt Brecht en 1954, con la presentación, por parte del Berliner Ensemble, de Madre Coraje y sus hijos en el Festival Internacional de Teatro de París, un acontecimiento sin precedentes. El Teatro Nacional Popular (TNP), los teatros surgidos con la descentralización, las compañías: todos alababan y se sumaron rápidamente a la revolución que el dramaturgo alemán proponía en la escritura y la práctica teatrales. No obstante, este impulso se irá debilitando progresivamente, y los temas de la obra comenzarán a ser ocultados, cuando no deformados. Las razones de esta eliminación explican, sin duda, un fenómeno inverso en la actualidad: el regreso de Brecht.

Lo que se alababa en los años 1950 en Francia (y también se criticaba con fuerza, en particular en los periódicos de derechas como Le Figaro) era la radicalidad de una estética que contenía una lectura marxista del mundo y, por lo (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Artículo anterior

La estrella de Río