ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/06 > Minsk se rebela contra el hermano mayor ruso

El conflicto ucraniano, una ventaja inesperada para el presidente Lukashenko

Minsk se rebela contra el hermano mayor ruso

Desde el cambio de poder en Ucrania, Bielorrusia intenta escapar del aumento de la tensión entre Rusia y la Unión Europea. Minsk, poniendo en práctica sus buenos oficios, pretende diversificar sus intercambios y consolidar su independencia con respecto a Moscú. Ahora bien, el presidente Lukashenko, preocupado por preservar su poder y su alianza estratégica, sabe bien cuáles son las líneas rojas que no se deben traspasar.

por Ioulia Shukan, junio de 2017

En marzo de 2014, la anexión de Crimea por parte de Rusia y su injerencia militar en el este ucraniano enfriaron las estrechas relaciones bilaterales que Bielorrusia mantenía con su vecino ruso. “Al demostrar la capacidad de Moscú para imponerse por la fuerza, los acontecimientos ucranianos hicieron que el mito soviético de los pueblos hermanos ruso, ucraniano y bielorruso estallara en mil pedazos”, analiza Aleksandr Alesin, periodista especialista en cuestiones de defensa. Desde entonces, el presidente bielorruso Alexandre Lukashenko pretende distanciarse del Kremlin, pero sin darle la impresión de cuestionar sus intereses.

Lukashenko no buscar demoler las bases de una alianza estratégica creada desde su elección para la presidencia de esta antigua república soviética, en julio de 1994. Esta relación se ha tejido a través de diversos acuerdos bilaterales –la Comunidad de Estados Independientes, fundada en diciembre de 1991, o el Estado de la Unión de Rusia y Bielorrusia, instituido el (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.