ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/06 > Patologías de la democracia

La soberanía popular en el diván de los intelectuales

Patologías de la democracia

El funcionamiento del gobierno del pueblo por el pueblo suscita hoy cada vez más críticas, cuando no dudas. Los análisis de los límites y las derivas de la democracia señalan como sus principales responsables, ya la impotencia de lo político, ya la incapacidad del propio pueblo. ¿Estaríamos, pues, condenados a la oligarquía o al populismo?

por Evelyne Pieiller, junio de 2017

Durante mucho tiempo, la democracia fue considerada un ideal, un progreso, una conquista. Hoy se la supone en el mejor de los casos pervertida; en el peor, una imposibilidad intrínseca. En todos los casos, parece no haber cumplido sus promesas y correr el riesgo de reducirse a un simulacro, sino a una impostura. Un sondeo reciente así lo da a entender: el 57% de los franceses encontraría que funciona mal; el 77%, que funciona cada vez peor; y, detalle impactante, el 32% consideraría que otros sistemas pueden ser igual de buenos. Esto solo puede reafirmar a los diversos comentaristas, ensayistas y políticos que temen la extinción de la Ilustración. Si bien es cierto que los arrebatados llamamientos a una “reacción democrática” cuando surge una vez más la amenaza del Frente Nacional son cada vez menos atendidos.

Las numerosas obras que analizan esta pérdida de confianza de los ciudadanos articulan por lo (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.