ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/03 > Ni Oriente ni Occidente, las apuestas audaces de Ankara

El mundo visto desde Turquía

Ni Oriente ni Occidente, las apuestas audaces de Ankara

El Tribunal Constitucional anunció el 21 de enero la anulación de una ley que restringía las prerrogativas de los tribunales militares. Esta decisión, como la de la prohibición del partido prokurdo más importante, confirma las tensiones ligadas a los intentos de democratización internos. En cambio, en Ankara se perfila un consenso sobre la nueva política exterior de Turquía.

por Wendy Kristianasen, marzo de 2010

Se trata ante todo de cómo se miren las cosas”, asegura Ahmet Davutoglu, ministro de Asuntos Exteriores turco. Y su mirada no es estrecha: considera que su país –miembro a la vez del G-20 y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)–, que desea la paz y la seguridad para la región, está en una buena posición para contribuir a ello. Davutoglu es el arquitecto de la nueva política de Ankara, que descansa en un principio: “Cero problemas con los vecinos”, y en el “soft power”, un poder basado en la persuasión y la negociación. Principal asesor del Primer Ministro en materia de política exterior tras la abrumadora victoria del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) en las legislativas del 3 de noviembre de 2002, tiene a su cargo la dirección de esta política desde mayo de 2009.

“Estamos listos para desempeñar el papel de mediadores en (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.