ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/03 > Mercenarios de Estado en Afganistán

La guerra subcontratada a empresas privadas

Mercenarios de Estado en Afganistán

El Departamento de Justicia estadounidense ha decidido apelar la decisión de un tribunal de poner en libertad a cinco trabajadores de la sociedad militar privada Blackwater que dispararon sobre una muchedumbre en Bagdad en septiembre de 2007. Esta absolución generó indignación en Irak y ejemplificó el ambiguo papel de las SMP, cuya utilización ya se está propagando en Irak, donde desarrollan estrategias autónomas para rentabilizar su inversión.

por Marie-Dominique Charlier, marzo de 2010

El 19 de agosto de 2009, el New York Times revelaba que la Central Intelligence Agency (CIA) había contratado a empleados de Blackwater, en 2004, en el marco de un programa secreto cuyo objetivo era perseguir y asesinar a ciertos dirigentes de Al Qaeda. Esa empresa privada de seguridad colaboró así en misiones de organización, entrenamiento y vigilancia, facturadas a la CIA por varios millones de dólares, que sin embargo no permitieron capturar ni asesinar a ningún activista, según publica el periódico, que menciona a autoridades estadounidenses en ejercicio o retiradas.

Después de las polémicas suscitadas por su papel en Irak, Blackwater cambió de nombre, convirtiéndose en Xe Services. Cinco de sus emplea­dos, que el 16 de setiembre de 2007 escoltaban un convoy del Departamento de Estado estadounidense, fueron acusados de haber abierto fuego sobre la multitud, en la plaza Nousour de Bagdad, matando a catorce civiles (según las cifras de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.