ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/03 > Desde Conakry a Nairobi, los africanos votan pero no deciden (...)

Movilizaciones populares, tentaciones autoritarias

Desde Conakry a Nairobi, los africanos votan pero no deciden nada

El 28 de febrero, los togoleses eligieron presidente a pesar del temor de fraude. En efecto, la democracia, aunque se haya extendido, sigue siendo frágil en el continente negro: golpe de Estado en Níger, múltiples informes sobre las presidenciales en Costa de Marfil. El año 2010, que marca el quincuagésimo aniversario de la independencia de dieciséis países africanos, ofrece la oportunidad de trazar un balance sobre la democratización emprendida en los años 1990.

por Anne-Cécile Robert, marzo de 2010

Estaba muy nervioso. Le disparé al presidente en el costado derecho de la nuca. Cayó. Su jefe de operaciones llegó con un arma pesada. Comenzamos a pelear. Me escapé mientras evacuaban al herido”. El “presidente” es el capitán Moussa Dadis Camara, quien tomó el poder en Guinea mediante un golpe de Estado, el 23 de diciembre de 2008. Quien disparó es su ayudante de campo Toumba Diakité, que se encuentra prófugo desde estos acontecimientos acaecidos el 3 diciembre de 2009. Actualmente, el general Sekouba Konaté ocupa el cargo de jefe de Estado “interino”, mientras Camara se recupera en Burkina Faso tras su estancia en un hospital de Rabat.

Guinea reúne todos los ingredientes de la pesadilla política africana: el golpe de Estado (antes de la actual Junta, el mismo presidente Lansana Conté había accedido al poder con un golpe de Estado en 1984); el militar justiciero más o menos en su sano (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.