ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/11 > Metsamor, un Chernóbil en potencia

En el corazón de la central nuclear armenia

Metsamor, un Chernóbil en potencia

Las catástrofes de Chernóbil en 1986 y más tarde de Fukushima en 2011 socavaron el impulso de la energía atómica al mostrar sus peligros al público en general. No obstante, si el abandono de la energía nuclear resulta incierto para los Estados ricos, se muestra aún más delicado en los países con dificultades. Incluso aunque, como en el caso de Armenia, unos reactores se encuentren en una zona sísmica...

por Damien Lefauconnier, noviembre de 2017
JPEG - 417.6 KB
Toni Miró.- "Emergència a Vandellós" (Emergencia en Vandellós), 2012

Un grupo de mujeres se afana entre las tomateras a unos cien metros de la barrera que marca la entrada a la central nuclear de Metsamor, cerca de Armavir. Rodeadas de cultivos hortícolas, las cuatro torres de refrigeración se erigen entre los volcanes gigantes de los montes Aragats (4.095 metros), el punto más elevado de Armenia –situado a 35 kilómetros al norte–, y Ararat (5.165 metros), la cumbre más alta de Turquía –a 50 kilómetros al sur–. Con los cubos llenos, las mujeres regresan a sus casas. “Nuestros maridos trabajan en la central. Dicen que no hay riesgo”, explica Aygegotsakan, de unos cincuenta años. Aun así, su amiga Diddora añade: “Por supuesto, tememos que haya un nuevo seísmo”.

Metsamor fue construida en la época de la Unión Soviética, en (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.