ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2008 > 2008/05 > Los regímenes árabes y el autoritarismo

Oriente Próximo

Los regímenes árabes y el autoritarismo

Desde la primera Guerra del Golfo (1990-1991) los países árabes de Oriente Próximo conocieron una sucesión de convulsiones que, en cualquier otra parte, habrían desestabilizado a muchos poderes. Sin embargo, a pesar de los grandes retos políticos, ideológicos y sociales que tuvieron que afrontar los regímenes de la región durante casi veinte años, la mayoría de entre ellos lograron mantener unas estructuras anticuadas que ni la Segunda Guerra Mundial ni la descolonización habían hecho desaparecer. Los potenciales protagonistas del tan esperado cambio no han podido organizar una oposición eficaz, y los regímenes que parecían a punto de perder toda credibilidad intentan recobrar la virginidad a los ojos del mundo y al mismo tiempo retener el poder.

por Hicham Alaoui, mayo de 2008

Recordemos el diluvio de retórica optimista desencadenado por la caída del muro de Berlín en noviembre de 1989 y por la primera Guerra del Golfo (enero a marzo de 1991): Sadam Husein había sido expulsado de Kuwait y podía pensarse en un nuevo orden mundial futuro. En adelante las normas del derecho internacional y las resoluciones de Naciones Unidas se aplicarían en todas partes –incluso en Palestina–. Una ola de democratización iba a inundar con ímpetu todo el mundo árabe. Los criterios de la democracia y de los derechos humanos serían los mismos en todo el planeta, y los regímenes autoritarios se sentirían fuertemente incitados (pero no obligados) a democratizarse.

En el plano económico los “ajustes estructurales” (incluidas las pri­vatizaciones y la reducción de las subvenciones estatales), los acuerdos comerciales de libre comercio, la llamada a la inversión y los incentivos a las iniciativas iban por fin a hacer surgir nuevas (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.