ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/04 > Los efectos perversos de la lucha anticorrupción en Europa Central

Un rechazo exacerbado que beneficia a los demagogos

Los efectos perversos de la lucha anticorrupción en Europa Central

Europa Central y Oriental parece abrumada por la corrupción: asesinato de un periodista demasiado curioso en Eslovaquia, un nuevo primer ministro checo y un presidente del Parlamento rumano investigados por desvío de fondos, etc. Sin embargo, los sobornos y el tráfico de influencias no serían menores en otras partes del continente según algunos estudios. La focalización sobre estos países no está desprovista de consecuencias políticas.

por Benjamin Cunningham, abril de 2018

En las elecciones legislativas checas de octubre de 2017, el partido del multimillonario Andrej Babis, magnate de la industria agroalimentaria y de la prensa, infligió un duro golpe a la clase política tradicional al obtener cerca del 30% de los votos (ningún otro partido superó el 12%). Cuando en 2011 fundó la Acción para los Ciudadanos Descontentos (ANO, acrónimo que en checo significa “sí”), Babis declaró que solo un hombre de negocios próspero, que no viniera de la política, podía remplazar a una elite corrupta. Dada su competencia, eficacia y fortuna, él encarnaba la solución. Era “suficientemente rico como para no necesitar robar”, según el argumentario puesto a punto por el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg o por el presidente ucraniano Petro Porochenko.

“No soy un timador”, nos decía ­durante una entrevista antes de las elecciones. “¿Los demás lo son?”, le ­preguntamos. “Sí”.

Aunque menos abiertamente demagogo o xenófobo que otras (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.