ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/04 > “En cuanto llaman a la puerta…”

“En cuanto llaman a la puerta…”

Veintiún meses después del intento de golpe de Estado organizado por una fracción del Ejército, 115.000 personas se han visto relegadas al margen de la sociedad. Algunas han muerto en prisión; otras viven con el recuerdo de las torturas, a la espera de ser condenadas a importantes penas. La fractura en la sociedad es inmensa y, hoy en día, las víctimas son consideradas parias.

por Pierre Puchot, abril de 2018

Nos encontramos en un barrio recóndito de Estambul que alberga a la clase media turca, en uno de los cientos de pequeños conjuntos de bloques de viviendas que existen por toda la ciudad. Seis torres de hormigón de veinte plantas. Todo el mundo se conoce. Todo el mundo está al corriente de la desgracia que se cernió sobre una de las familias de la torre C: la de Ravza K., quien, por temor a las represalias, aporta su testimonio con un nombre falso. “Estamos sumidos en una guerra psicológica librada por el Gobierno –suspira esta mujer de 42 años, madre de dos adolescentes–. En cuanto llaman a la puerta, tememos que nos vayan a arrestar. Nuestra vida puede pararse en cualquier momento, durante un control de tráfico o con una simple llamada telefónica”.

Este clima es el resultado de la ofensiva llevada a cabo por el Gobierno del presidente Recep Tayyip (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.